Logo Mega Salud

Vacúnate este Invierno Que la Influenza no te pille desprevenido

Vacúnate este Invierno

Que la Influenza no te pille desprevenido

Fecha de publicación: 2 May 2014

Que la Influenza no te pille desprevenido

Considerada como una patología de alta contagiosidad, la influenza se puede manifestar con síntomas leves en un alto porcentaje de casos, o llegar a ocasionar un cuadro grave con riesgo vital. De acuerdo a lo señalado por el doctor Istvan Ferrier, de Megasalud, la vacunación es una efectiva forma de evitar ser atacado por este virus.

Con la llegada de las bajas temperaturas, las personas se ven más expuestas a sufrir la infección de las vías respiratorias producto del virus de la influenza. “Se trata de una enfermedad frecuente, pero no por ello menos peligrosa, que se transmite a través de gotitas de saliva que se desprenden luego de que un individuo enfermo tose o estornuda, las que pueden alcanzar hasta un metro de distancia, quedando en el aire, las manos u objetos cercanos. Al tomar contacto con esas gotas se produce el contagio”, explicó el especialista.

Si bien esta patología puede afectar a personas de todas las edades, los niños y adultos mayores se encuentran más expuestos. Otros grupos de riesgo lo conforman quienes padecen enfermedades crónicas, como diabetes, cardiopatías o problemas renales, entre otras, y aquellos que sufren enfermedades respiratorias, como asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y fibrosis pulmonar, por mencionar algunas. También existe una mayor incidencia en pacientes con algún grado de inmunosupresión, detalló el facultativo.

SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

Los principales síntomas de la influenza son fiebre alta (generalmente sobre 38,5° axilar), dolor de garganta, músculos, articulaciones, tos y decaimiento. Según lo señalado por el Dr. Ferrier, una vez hecho el diagnóstico, el tratamiento se orienta al manejo de los síntomas y a prevenir el contagio de otros. Algunas de las recomendaciones son:

  • Mantener la higiene de manos con agua y jabón o alcohol gel.
  • Procurar toser o estornudar cubriendo la nariz y boca con un pañuelo, el que luego debe ser desechado a la basura.
  • Uso de antipiréticos y/o antinflamatorios para el manejo de la fiebre y dolores en general. En menores de 15 años se contraindica el uso de ácido cetilsalicílico (aspirina).
  • Consumo de abundante líquido.
  • Reposo en caso de ser necesario o según indicación del médico tratante.

Siguiendo estas indicaciones, el cuadro debiera desaparecer espontáneamente dentro de 5 a 7 días. Sin embargo, “pueden presentarse casos de mayor gravedad con síntomas muy intensos, llegando a comprometer la totalidad de las vías respiratorias y los pulmones. Si no se adoptan las medidas y el cuidado correspondiente, es más fácil que se produzca una sobreinfección bacteriana, lo que puede provocar una neumonía por pneumococo u otros organismos más agresivos”, enfatizó el especialista.

IMPORTANCIA DE LA VACUNACIÓN

Para prevenir el contagio de esta patología, el Dr. Ferrier entregó algunas simples recomendaciones:

  • Recibir la vacuna anti-influenza.
  • Ventilar habitaciones u oficinas cuando sea posible.
  • Evitar lugares cerrados y con alta afluencia de personas, como centros comerciales, cines, supermercados, clínicas u hospitales, transporte público, entre otros.

La vacuna anti-influenza contiene fragmentos de 3 tipos de cepas distintas del virus, por lo que se denomina vacuna trivalente. Así lo detalló el facultativo, agregando que su función es hacer reaccionar al sistema inmune frente a estos fragmentos, con lo que se logra generar anticuerpos contra la influenza. “De esta manera, cuando se produzca el contagio con el virus real, nuestro organismo ya estará preparado con las defensas necesarias para eliminarlo, y en caso de manifestarse la enfermedad, los síntomas serán más leves”, aclaró el especialista.

"De esta manera, cuando se produzca el contagio con el virus real, nuestro organismo ya estará preparado con las defensas necesarias para eliminarlo, y en caso de manifestarse la enfermedad, los síntomas serán más leves."

¿QUIÉNES DEBEN VACUNARSE?

Los grupos poblacionales que requieren la vacuna son los que presentan mayor riesgo de contraer la enfermedad: niños de 6 meses a 2 años; embarazadas desde la 13° semana de gestación; adultos de 65 años y más; personas que presenten alguna enfermedad crónica y todo aquel profesional, estudiante o voluntario del área de la salud que trabaje en establecimientos asistenciales. No obstante, cualquier persona puede recibir la vacuna para proteger tanto su salud como la de sus cercanos.

Finalmente, el Dr. Ferrier explicó que la vacunación anti influenza debe ser anual. “Esto se debe a que las cepas causantes de la enfermedad varían año a año y, por lo tanto, la composición de la vacuna también cambia. Por ejemplo, la vacuna de este año presenta 2 cepas distintas en comparación a la del 2013”, concluyó el facultativo.


Portal Salud Tus exámenes e historia médica
RUT
Clave
Número de Orden  ? 
¿Cómo obtener Clave?