Logo Mega Salud

El correcto funcionamiento del aparato digestivo

El correcto funcionamiento del aparato digestivo

Una pequeña máquina asociada al cerebro

Fecha de publicación: 9 May 2016

Una pequeña máquina asociada al cerebro

Hablamos de un conjunto de órganos que recorren el interior del organismo y cuyo objetivo fundamental es transportar los alimentos, secretar los jugos gástricos, entregar nutrientes y expulsar los desechos. Comida saludable y deporte, dos claves para su óptimo funcionamiento.

El aparato digestivo es definido por el Dr. Mario Gastón Ojeda, Gastroenterólogo de Megasalud Gran Avenida y San Bernardo, como “un conjunto de órganos que se encargan fundamentalmente de la digestión de los alimentos, formado por el tubo digestivo y las glándulas anexas, que son el hígado, el páncreas y la vesícula biliar”.

El tubo digestivo, también conocido como tracto, comienza con la boca y continúa con el esófago, el estómago, el intestino delgado, el intestino grueso, el recto y el ano.

Para su buen funcionamiento

¿Qué tipo de alimentación necesitamos para que nuestro sistema digestivo funcione correctamente? Según el facultativo de Megasalud, lo ideal es tener una alimentación balanceada, rica en proteínas, hidratos de carbono (azúcares) y algún porcentaje de alimentos grasos, necesarios para algunas funciones de nuestro organismo.

Las dietas restrictivas no son recomendables. Aquellas que se basan en proteínas y no consumen hidratos de carbono o poco porcentaje de grasa, tampoco son apropiadas.  Se aconseja el consumo de: carnes rojas y blancas; frutas; verduras frescas, ricas en vitaminas y minerales; y cereales que contengan fibras para ayudar al buen funcionamiento del intestino y equilibrar las funciones metabólicas.

Hacer actividad física también es bueno para un correcto proceso de digestión. Está comprobado que caminar, trotar o realizar cualquier deporte moviliza todos los sistemas, permitiendo que el tránsito intestinal sea más expedito.

El efecto contrario se da en pacientes postrados, cuyo intestino se vuelve más flojo, por efecto de un peristaltismo menos activo.

El regulador nervioso

Existen reguladores nerviosos que están a nivel central (cerebro) y a nivel del intestino, que también se conoce como el “segundo cerebro” o sistema nervioso entérico.

Está compuesto por 100 millones de neuronas y permite que la digestión se haga en forma apropiada. También influye en gran parte de nuestras emociones. Aquella sensación de tener “mariposas en el estómago” representa una señal fisiológica que responde a un estado de estrés percibido, precisamente, por los nervios presentes en el intestino.

El regulador natural

Existen diversos productos naturales e industriales que se promueven como reguladores del tránsito intestinal. Según el Dr. Mario Gastón Ojeda, estos son complementos y hay estudios probados que indican que los probióticos cumplen esa función. “Estos reguladores eliminan el exceso de flora intestinal que es dañina en personas que tienen un tránsito muy lento, que van mutando su flora y produciendo crecimiento de bacterias que se llaman anaerobios y que producen mucho gas”.

Los probióticos, entonces, generan un equilibrio de la flora intestinal, permitiendo una armonía del intestino y, por ende, ese tránsito intestinal tiende a ser más fluido.

En síntesis, una dieta equilibrada y la actividad física permanente nos ayudan a un correcto funcionamiento de nuestro sistema digestivo.

Mario Gastón Ojeda,

Gastroenterólogo Megasalud La Cisterna y San Bernardo


Portal Salud Tus exámenes e historia médica
RUT
Clave
Número de Orden  ? 
¿Cómo obtener Clave?